Pirañas en el acuario

La Piraña es un pez que despierta especial afición en los acuaristas. Conozca sus necesidades de parámetros de agua y alimentación. Conductas y hábitos reproductivos.

Piraña Roja

Serrasalmus nattereri

Piraña Roja
Piraña Roja
Las pirañas habitan las aguas de Sudamérica, desde su extremo norte hasta la cuenca del Río de la Plata. Pertenece a la familia Characidae. Tanto en su hábitat como en cautiverio, la piraña crece bastante constantemente hasta un tamaño de 30 cm de largo.

El agua en el acuario de Pirañas

Para adaptarse bien a la vida en el acuario la temperatura deberá regularse entre 20 y 28º C, soportan un amplio rango. Sus necesidades del agua no son demasiado exigentes en lo que a pH se refiere: desde un ácido valor de 5,5 hasta ligeramente alcalino. La dureza del agua debe estar entre 10 y 20º.

Alimentación de las Pirañas

Las Pirañas son carnívoras. Pueden ser alimentadas con pequeños trozos de carne cruda, pequeños peces o pedazos de peces y también con gusanos. Sea cuidadoso de los residuos. Verifique que no queden restos de alimento en el acuario sin consumir, ya que su descomposición afectará la calidad del agua.

Como la mayoría de los peces carnívoros, viviendo en acuarios requiere que la filtración sea muy efectiva y muy veloz. Esta necesidad de filtrado abundante se debe a que su generosa cantidad de desechos posee un alto contenido de proteínas. En la dieta de las pirañas es importante la regularidad del alimento vivo para mantener su condición natural.

Conducta de las Pirañas

Por su condición de predador, la piraña es un pez que debería de ser mantenido en acuarios de única especie. Es difícil que las pirañas no tengan problemas con sus compañeros de acuario, y uno de los factores es el espacio reducido.

Por su crecimiento y cuestiones de filtración del agua, lo ideal es tener un máximo de 5 pirañas cada 100 litros de agua.

No suele haber ataques o disturbios en la pecera a menos que éstos peces se sientan amenazados. No introduzca sus manos en la pecera para tareas de mantenimiento, ya que la piraña puede asustarse y morderlo. Los ejemplares bien desarrollados tienen dientes muy grandes.

Reproducción de Pirañas

Las pirañas se reproducen fácilmente en acuarios. Son ovíparos y los machos se encargan de cuidar el nido hasta que nazcan los alevines. Las crías deberán ser retiradas y clasificadas por tamaño.

Es muy importante alimentar siempre a los alevines con alimento vivo, para evitar problemas de canibalismo entre hermanos, especialmente de diferentes tamaños (crecen rápidamente).

Las pirañas jóvenes son doradas por debajo y tienen pequeñas motas negras en sus laterales. En la adultez, su color se vuelve gris opaco con diminutas pintas que lucen como destellos plateados tornasolados.

Más información sobre pirañas

(c) Adrián Blanco 2006 – Prohibida la reproducción total o parcial de texto y/o imágenes sin consentimiento explícito por escrito del autor.